Minimalismo: Más con Menos

Después del huracán María tuve algún tiempo libre y lo aproveché para leer. Fue en ese momento que me tope con un libro que cambio mi forma de ver la vida.  Fue uno de los libros que más rápido he leído (2 semanas) y se llama “Más con menos”, encuentra la vida que quieres en todo lo que posees. Este libro te confronta y te reta a vivir una vida feliz, sin preocupaciones y con lo que realmente necesitas. Te lleva a vivir una vida minimalista.

Según Chris Wray, el minimalismo trata de eliminar todas las cosas que nos distraen de aquello que es importante en nuestras vidas. 

Hoy quiero compartir algunos de los beneficios universales que nos brinda el minimalismo según el libro.

  • Más tiempo y energía: Ya sea que consigas el dinero para comprar, investigar y conseguir, limpiar y organizar, reparar, sustituir o vender, tus posesiones consumen tu tiempo y energía. Por tanto, mientras menos tengas, más tiempo y energía te quedaran para dedicarlo a otras cosas que tengan más importancia.
  • Más dinero: Cuando compras menos cosas, gastas menos dinero. Tal vez tu camino hacia la libertad financiera no te venga de ganar más dinero, sino de tener menos cosas.
  • Más generosidad: Llevar un estilo de vida menos acaparador y menos costoso te brinda la oportunidad de apoyar financieramente las causas que te interesan. Hay innumerables oportunidades que valen mucho más que la acumulación material.
  • Más libertad: El exceso de posesiones tiene el poder de esclavizarte de manera física, psicológica y financiera. Las cosas son incomodas y difíciles de transportar. Eso pesa en tu espíritu y te hace sentir cargado. Por otra parte, cada vez que eliminas un articulo innecesario, recuperas un poco de libertad.
  • Menos estrés: Cada posesión añadida va aumentando la preocupación en tu vida. Imagina dos habitaciones: una que está repleta y desordenada, y otra que esta ordenada y con pocas cosas. ¿Cuál de las dos te hace sentir ansioso? Desorden + exceso = estrés.
  • Menos distracciones: Todo lo que te rodea compite por captar tu atención. Estas pequeñas distracciones pueden sumarse e impedir que le prestes atención a las cosas que te importan. Y en estos días, ¿quién necesita más distracciones?
  • Menos impacto en el ambiente: El consumo excesivo acelera la destrucción de los recursos naturales. Mientras menos consumas, menos daño le haces al ambiente, y eso beneficia a todos, incluyendo las generaciones de tus hijos y nietos.
  • Menos comparaciones: Por naturaleza sueles comparar tu vida con la de quienes te rodean. A esto se le suma el hecho de querer impresionar a los demás, lo que hace que compres cosas que no necesitas.  El hecho de que tengas menos cosas de manera deliberada es lo que te hace salir del juego de las comparaciones, donde nunca gana nadie.  

Si quieres saber más acerca del minimalismo déjamelo saber en los comentarios. También, te invito a que leas este libro y te des la oportunidad de explorar nuevas cosas que te ayudarán a vivir feliz.

La belleza del minimalismo no está en lo que te quita. Está en lo que te da. –Joshua Becker.

 

Un abrazo,

 

 

 

 

*Recuerde que esta información es basada en el libro “Más con menos” y de mi experiencia la cual comparto como información general.

You may also like

2 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *