Manejo de estrés

En algunas ocasiones solemos escuchar la frase “Tengo el mono trepao” o “Se me está cayendo el pelo por tanto estrés”. ¿Sabes cuál es la definición y las consecuencias del estrés? 

Según la Real Academia Española, el estrés es una tensión provocada por situaciones agobiantes que son originadas por reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves.  En arroz y habichuelas, el estrés es causado por situaciones que pasamos en nuestra vida y en la mayoría de las veces se salen de nuestro control.

Con esto no quiero decir que el estrés sea malo. Pero el no saber manejarlo adecuadamente puede traer consecuencias graves a nuestra vida y más en estas fechas que se acercan (Acción de Gracias y Navidad)

Algunas de las consecuencias del estrés son:

•Ansiedad.

•Cansancio, agotamiento o

pérdida de energía.

•Dolor en la espalda.

•Estreñimiento o diarrea.

•Dolores de cabeza.

•Presión alta.

•Insomnio.

•Problemas en sus relaciones con los demás o en el trabajo

•Sensación de “falta de aire”.

Tensión en el cuello.

•Malestar estomacal.

•Subir o bajar de peso.

•Cambios de humor.

•Presión de dientes o mandíbula.

•Tomar más alcohol, tranquilizantes u otras drogas.

•Problemas en diferentes áreas de la vida.

•Dificultad para tomar decisiones.

•Caída del cabello.

Hoy quiero compartir contigo algunas recomendaciones que nos ofrece la página de MedlinePlus para manejar el estrés:

  • Reconocer que las cosas que no se pueden cambiar. Aceptar que no podemos cambiar ciertas cosas nos permite dejar ir y no alterarnos. Por ejemplo, no podemos cambiar el hecho de que debemos conducir durante la hora pico. Pero podemos buscar maneras de relajarnos en el trayecto, como escuchar un podcast o un audiolibro.
  • Evitar situaciones estresantes. Siempre quesea posible, es recomendable alejarnos de la fuente del estrés. Por ejemplo, si tu familia discute en los días festivos, date un descanso y sal a caminar o a dar una vuelta en el auto.
  • Hacer ejercicio. Realizar actividades físicas todos los días es la mejor y más fácil manera de lidiar con el estrés. Al hacer ejercicio, nuestro cerebro libera químicos que lo hacen sentir bien. Busca algo que disfrutes, ya sea caminar, montar en bicicleta, nadar o bailar, y hazlo por al menos 30 minutos la mayoría de los días.

Te gustará leer: Un paseo mañanero

  • Cambia tu perspectiva. Intenta desarrollar una actitud positiva ante los desafíos. Puedes hacerlo reemplazando los pensamientos negativos por pensamientos positivos. Por ejemplo, en lugar de pensar, “¿por qué siempre todo sale mal?”, cambia esa idea por, “puedo encontrar una manera de superar esto”. Puede parecer difícil en un principio, pero esto te ayudará a  dar un giro a tu perspectiva.
  • Haz algo que disfrutes. Cuando el estrés te tenga decaído, haz algo que disfrutes para ayudarte a poner de pie nuevamente. Puede ser algo tan simple como leer un buen libro, escuchar música, ver su película favorita o salir a cenar con un amigo. También, puedes comenzar un nuevo pasatiempo o clase. Sin importar lo que elijas, intenta hacer al menos una cosa al día que sea solo para ti.
  • Aprende nuevas maneras para relajarte. La práctica de técnicas de relajación es una gran manera de lidiar con el estrés del día a día. Las técnicas de relajación nos ayudan a disminuir el ritmo cardíaco y reducir la presión sanguínea. Existen muchos tipos, desde respiraciones profundas y meditación hasta yoga. Toma una clase o intenta aprender de libros, videos o recursos en línea.
  • Conectar con tus seres queridos. No dejes que el estrés se interponga entre tu vida social y tu entorno. Pasar tiempo con familiares y amigos puede ayudarnos a sentirnos mejor y olvidarnos del estrés. Confiar nuestros problemas a un amigo también puede ayudarnos a resolverlos.
  • Dormir lo suficiente. Descansar suficiente durante la noche nos ayuda a pensar con más claridad y a tener más energía. Esto hará que sea más fácil manejar cualquier problema que pueda surgir. Intenta dormir entre 7 y 9 horas todas las noches.

Te gustará leer: La Importancia de comer saludable

  • Consumir una dieta saludable. Comer alimentos saludables nos brinda energía a nuestro cuerpo y mente. Evita los refrigerios con altos contenidos de azúcar y consume muchas verduras, frutas, granos integrales, lácteos reducidos o libres de grasas.
  • Aprender a decir que no.  Si tu estrés viene de realizar demasiadas tareas en casa o en el trabajo, aprende a establecer límites. Pide ayuda a los demás cuando la necesites.

Si al implementar algunas de estar recomendaciones no ves un cambio positivo en tu vida, es recomendable visitar a un Profesional.

Un abrazo,

Para más información puedes acceder: MedlinePlus

*Recuerde que esta información es basada en mi experiencia y la comparto como información general. No constituye un fundamento definitivo para el diagnóstico ni el tratamiento de ningún caso específico. Es muy importante que investigue y consulte a un especialista acerca de su problema o situación.

You may also like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *